Al reggaetón le faltaba reconocer su problema racial. Los afrolatinos se están encargando de ello.

No hubo nada de Dangerous Bunny, el carismático puertorriqueño y muy vocal aliado de los angeles comunidad LGBTQ+, quien fue una figura visual (y sonora) en las protestas que llevaron a los angeles renuncia del gobernador de Puerto Rico. Los lovers señalaron a otros artistas por sus posteos insensibles: los angeles exitosa cantante colombiana Karol G tuiteó una fotografía de un perro con manchas negras y blancas, mencionando en un tuit que generation “El ejemplo perfecto de que el blanco y el negro JUNTOS se ven hermosos”. J Balvin incluyó el hashtag Black Lives Topic junto a un video de él bailando con una mujer negra.

Estos mensajes remarcaron los angeles creciente disonancia entre los orígenes del reggaetón en comunidades pobres y marginadas en Puerto Rico y Panamá, y los angeles imagen world cada vez más grande y contemporánea de este género musical. El reggaetón y sus hijos —incluyendo el entice latino— se formaron a través de géneros musicales negros que incluyen el reggae, el dancehall y el rap. El reggaetón es negro y político desde su origen: los angeles pobreza, el racismo, los angeles violencia policiaca y los angeles propia criminalización del género son temas constantes en sus inicios, cimentados por pioneros afrolatinos como Tego Calderón, Ivy Queen y los angeles leyenda del reggae en español, El Normal.

Los torpes sinsentidos de algunas de las más grandes estrellas del reggaetón no estuvieron a los angeles altura del legado y pasaron por alto el racismo sistémico que viven los afrolatinos.

Y no solo lo notaron los lovers: Gloria “Goyo” Martínez, vocalista de ChocQuibTown, trío afrocolombiano de hip hop, compartió una emotiva carta a través de Billboard, lamentando algunas de las desinformadas declaraciones que ha visto en redes sociales.

“Decir que todos somos iguales niega el racismo y los angeles discriminación”, escribió Goyo. “He leído mensajes superficiales que le permiten a los angeles gente seguir diciendo algo que no es cierto”. Su carta también hizo referencia a Anderson Arboleda, un afrocolombiano de 24 años que murió en mayo luego de que presuntamente un oficial de los angeles Policía colombiana lo golpeó en los angeles cabeza con una macana.

Este discurso refleja problemas que se extienden más allá de los angeles industria musical, como políticas raciales en América Latina y el Caribe donde los angeles noción de una identidad nacional multirracial —el mestizaje— se ha enfatizado por mucho tiempo sobre los angeles raza particular person. Lovers y críticos han pedido durante años al reggaetón, ahora dominado por latinos blancos o de piel clara, reconocer y honrar sus raíces negras. Ese deseo ha sido renovado por el rechazo que ha recibido los angeles respuesta desigual de los angeles comunidad del reggaetón en medio de movimiento por los angeles justicia racial. Marca un momento the most important para un género que hasta hace poco generation relativamente desconocido fuera de América Latina y que se ha convertido en una fuerza en los angeles música pop contemporánea.

Shakira and Jennifer Lopez made historical past on Feb. 2 once they changed into the primary Latina singers to accomplish in combination at a Tremendous Bowl halftime display. (The Washington Put up)

Ante las críticas, a principios de junio, J Balvin y Karol G ofrecieron disculpas por sus posteos y prometieron educarse en el tema. Dangerous Bunny reapareció luego de una ausencia en redes sociales para compartir una “declaración lírica” con los angeles revista Time y comisionó murales con los angeles leyenda “Black Lives Topic” a lo largo y ancho de Puerto Rico. Reflexionando ante las críticas en un perfil suyo reciente en los angeles revista de The New York Instances, el rapero aceptó que fue apenas hasta hace poco que se informó acerca de las desigualdades que los afrolatinos han enfrentado en los angeles industria musical.

Eso sucede en gran medida porque los angeles industria está estructurada de una manera que le permite a los artistas blancos prosperar, cube Katelina Eccleston, una experta en reggaetón que explora los angeles historia del género en su sitio internet, Reggaetón con los angeles Gata.

“Si te fijas en las contrataciones y el talento en todos los niveles de los angeles industria, simplemente carece de diversidad,” cube Eccleston. “Y eso se refleja en los angeles toma de decisiones”.

Tomemos como ejemplo el espectáculo del medio tiempo del Tremendous Bowl de este año. Con todos los avances que hay en colocar música latina en el centro de un evento de esta magnitud donde Dangerous Bunny y J Balvin actuaron junto a las estelares Jennifer López y Shakira, el acto hizo poco para mostrar los angeles diversidad completa de los angeles cultura latina.

Y a pesar de que algunos artistas afrolatinos están ganando visibilidad en los angeles industria, Eccleston cube que es limitada. “Mientras vemos a los artistas que están cantando esta música tan negra, las mujeres negras están totalmente ausentes”.

Eccleston, una afropanameña nacida en Boston, escribió a principios de junio una editorial para el sitio de cultura latina Remezcla, argumentando que como proveedores de “uno de los géneros que más le deben a los angeles música y cultura negra”, más estrellas del reggaetón deberían haber estado listas y dispuestas a hablar sobre el racismo sistémico. Así, Eccleston se halló de repente en un chat grupal con artistas, publicistas y otros creadores de tendencias de los angeles comunidad latina del hip-hop, una lluvia de concepts que ayudó a crear el Colectivo Conciencia, una alianza de expertos y ejecutivos de los angeles industria que esperan aumentar los angeles percepción sobre los angeles injusticia racial y otros temas.

El colectivo ha unido a los angeles comunidad para responder a este importante momento en los angeles historia, cube Goyo, uno de los artistas que lideran el esfuerzo. Como su primera iniciativa, los angeles organización colaboró con We Are Mitú una serie de conversaciones en YouTube llamadas Pláticas Conciencia, donde abarcan temas como los angeles salud psychological, los angeles brutalidad policial y el privilegio blanco.

Goyo sabe que estas discusiones pueden ser tensas. En junio protagonizó encabezados por su respuesta a Karol G, usando a los angeles intérprete de “Tusa” como ejemplo de una artista que se ha enriquecido a través de los angeles cultura negra cuando entiende poco acerca de desigualdades raciales.

En medio de las crudas emociones alrededor del homicidio de Floyd, “mucha gente pensó que yo estaba tratando de hacerla sentir mal”, cube Goyo, haciendo notar que su intención simplemente generation educar. “A veces cometemos errores y no tenemos a alguien que nos diga: ‘Mira, estás equivocada en esto’. Los seres humanos siempre estamos creciendo”.

ChocQuibTown ha celebrado por mucho tiempo ambas partes de su identidad afrolatina. En 2010, cuatro años después de su debut independiente, los angeles banda ganó un Grammy Latino por “De donde vengo yo”, un alegre homenaje a su natal Chocó, una área predominantemente negra en los angeles frontera entre Colombia y Panamá. “Tenemos problemas pero andamos satisfied”, corean en los angeles canción cuyo nombre comprueba los angeles amplia biodiversidad y cultura de los angeles zona, pero también señala que prevalecen el racismo y el autodesprecio internalizado.

“Antes (de los angeles muerte de Floyd) queríamos tener estas conversaciones todo el tiempo y casi nunca había espacio para tenerlas” cube Goyo. “No es algo de lo que se habla”.

Este año, algunas de las declaraciones más conmovedoras contra el racismo sistémico y los angeles violencia policial han venido de afrolatinos que están trazando caminos innovadores en el reggaetón y el entice latino. Y que quizá son más visibles que nunca en los angeles generation más pop del género.

Apenas unas semanas después del homicidio de Floyd, el rapero emergente puertorriqueño Rafa Pabón estrenó “Sin Aire”, un agudo freestyle que hace referencia a Floyd y otras víctimas de asesinatos policiales. En el video musical, Pabón está en el piso mientras los angeles rodilla de un policía presiona su cuello. Sus ojos se mantienen fijos en los angeles lente de los angeles cámara mientras rapea: “Le temo más a un policía que a un felony / No me llega aire pa’ respirar señor oficial”.

En julio, Myke Towers lanzó “Michael X”, donde emula a Malcolm X. “Orgulloso de ser negro, los angeles gente sabe cómo soy”, rapea Towers. “Que en paz descanse George Floyd”. El puertorriqueño cuyo nombre actual es Michael Torres le dijo a Grammy.com que sentía los angeles responsabilidad de hablar “como un artista latino que ha sido ampliamente influenciado por los angeles cultura negra”.

Sech lleva a los angeles vista su apoyo a Black Lives Topic (literalmente: viste una sudadera que incluye los angeles frase) en el video musical para el remix de “Porfa”, una colaboración entre las súper estrellas J Balvin, Maluma y Nicky Jam, entre otros, que fue lanzada en julio. En entrevista con The Put up, Sech dijo que los angeles sudadera es una manera sutil pero duradera de mostrar su apoyo. “Es algo pequeño, pero cualquiera que vea el video hoy, mañana o en un año, podrá recordar: Black Lives Topic”.

Antes de capturar los angeles atención del productor (también panameño) Dímelo Float hace unos años, Sech trabajó en las industrias de los angeles construcción y servicios de comida. Viendo a Floyd y a otras víctimas de violencia policial, Sech cube “siento que ese soy yo o que podría ser mi hermano”.

Junto a Ozuna, con quien colabora de vez en cuando, Sech se ha convertido en uno de los afrolatinos más visibles en el reggaetón, y algunos críticos dicen que sus raíces panameñas evocan a las primeras influencias del reggaetón. Irrumpió en los angeles escena el año pasado con los angeles balada “Otro trago” —una canción post-rompimiento con tintes de R&B que encabezó las listas de canciones latinas— y se ha asociado con pesos pesados como Daddy Yankee, Dangerous Bunny y Nando Growth, un pionero en el reggae en español.

Lito MC Cassidy, un rapero afropuertorriqueño que saltó a los angeles fama como una mitad del dúo Lito y Polaco en los 90, dijo estar entusiasmado por el ascenso de Sech. Recuerda haber ido a presentaciones en televisión donde los maquillistas intentaban alterar su apariencia y los angeles de otros músicos negros. Al ver a un artista con características similares en lo más alto de las listas, Lito cube: “Estaba aplaudiendo, como diciendo: ‘¡Lo lograste!’”.

El rapero le agradece a los lovers y a las redes sociales, en parte, por ayudar a mover el género hacia adelante, más allá de quedarse con una imagen blanca. “L. a. gente está hablando y eligiendo lo que les gusta” cube Lito. “Creo que esta es los angeles mejor oportunidad para hacer un cambio, pero tiene que ser consistente”.

Eccleston, de Reggaetón con los angeles Gata, ve avances potenciales en las discusiones e iniciativas que han ocurrido en 2020. Pero “tiene que haber más diversidad en el talento, punto. No me siento bien mencionando a Sech cada vez que se habla de tener más diversidad”, cube.

“Gasolina”, el éxito de Daddy Yankee en 2004, se convirtió en los angeles primera canción de reggaetón en ser nominada a un Grammy Latino, dando paso a los angeles evolución del género en las listas de popularidad. Pero esta entrega anual de premios ha tenido una relación endeble con los angeles comunidad del reggaetón.

Varios artistas, incluidos Daddy Yankee y J Balvin, boicotearon los Grammy Latinos en 2019 en protesta al rechazo perpetuo hacia el reggaetón por parte de esta premiación anual, especialmente en las categorías principales. “Sin reggaetón, no hay Latin Grammy”, compartieron los artistas en sus plataformas.

L. a. campaña en redes sociales, que llevó a los angeles Academia Latina de los angeles Grabación a agregar una categoría de reggaetón, haciendo eco de las críticas que artistas negros estadounidenses también han dirigido a los angeles Academia de los angeles Grabación, pareció ignorar el inquietante subtexto racial de relegar el reggaetón a las pocas categorías urbanas de los angeles ceremonia.

Ese aislamiento tuvo consecuencias polémicas el año pasado cuando Rosalía, el fenómeno español, barrió los angeles entrega de premios al ganar Álbum del Año (los angeles primera mujer en lograrlo en 13 años) y el Mejor Álbum Vocal Pop Contemporáneo por su debut y aclamada fusión de pop y flamenco “El Mal Querer”, así como Canción Urbana del Año por su dueto de reggaetón con J Balvin, “Con Altura”. L. a. colaboración venció a “Otro Trago” de Sech en esta última categoría, lo que llevó a muchos lovers a lamentar esta oportunidad perdida para que los angeles Academia Latina de los angeles Grabación honrara a “una de las más brillantes estrellas del reggaetón”, como lo señaló Mic.

Para algunos, el éxito de Rosalía resaltó los angeles facilidad con los angeles que artistas blancos pueden experimentar con los llamados “géneros urbanos” y ser celebrados por ello. Críticas similares surgieron alrededor de “Despacito”, los angeles canción de Luis Fonsi donde participa Daddy Yankee y que lo llevó a los angeles cima de las 100 canciones más populares de Billboard durante 16 semanas. Un récord.

Cuando las nominaciones a los Grammys Latinos fueron anunciadas en septiembre, con Dangerous Bunny, Ozuna y Balvin dominando las categorías más prestigiosas, Related Press lo clasificó como los angeles redención del reggaetón. Ninguno de ellos ganó en estas categorías en los angeles ceremonia de este año, aunque fueron premiados en varios géneros urbanos.

Residente ganó Canción del Año por “René,” una emocionante reflexión de casi ocho minutos sobre sus problemas de salud psychological. Un favorito de los angeles Academia Latina de Grabación, el líder de los angeles socialmente consciente Calle 13 inició su carrera en el reggaetón y aún colabora en esa área.

“El arte no se hizo para hacer historia o establecer récords”, dijo el rapero en su discurso de aceptación desde Puerto Rico. “El arte para mí está hecho para que seamos reflejo de todo lo que nos afecta, para hacernos sentir libres y digamos lo que sentimos sin miedo”.

“Esta noche veo mucho talento. También veo, a veces, en ocasiones, mucha gente con miedo”, añadió.

Seis meses después de las conversaciones provocadas por las protestas de este año, hay pequeños avances para celebrar. Hace poco, Dangerous Bunny fue el anfitrión de Ivy Queen —un icono feminista— en el remix de “Yo Perreo Sola”, acerca de una mujer que encuentra los angeles libertad bailando sola. “Hizo espacio para mí y me dio mis flores mientras estoy viva para disfrutarlo”, le dijo a Leisure Weekly antes de los angeles ceremonia donde ella actuó como parte de un tributo a los angeles leyenda de los angeles salsa Héctor Lavoe. “Todavía me siento abrumada por todo eso”.

Y antes de los angeles transmisión televisiva, Goyo se convirtió en los angeles primera afrolatina en ser honrada como una de las mujeres líderes del entretenimiento de los Grammy Latinos junto a Selena Gómez, los angeles abogada Ángela N. Martínez y los angeles periodista María Elena Salinas. Un reconocimiento que ella sabe significa mucho para sus seguidores de todos los orígenes.

Las conversaciones de este año han abierto un diálogo y han dado a los angeles industria “los angeles oportunidad de escuchar y familiarizarse con algunas áreas que los angeles música latina quizá no ha explorado, siempre tratando de mostrar o vender una thought de ser latino”, cube Goyo. “Pero todos somos latinos y somos diversos”.

http://platform.twitter.com/widgets.js

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *